Archivo de la categoría: Ganas de Triunfar

Lo que mal empieza mal acaba (y al revés, posiblemente)

Cuando uno empieza algo, construye algo, es importante que lo haga sobre unos buenos cimientos, una buena motivación, una verdad.

Aquello que empieza con una mentira, tanto a uno mismo como a la sociedad, antes o después cae por su propio peso, se paga con la credibilidad, se pierde la reputación…

Entonces, los requisitos básicos para empezar un proyecto son:

Seguir leyendo Lo que mal empieza mal acaba (y al revés, posiblemente)

“Mi madre decía que debía rezar por las personas que me discriminaban”

La entrevista siguiente me ha recordado (aunque no está ligado directamente) al Hoo’ponopono, por aquello de perdonar, respetar e incluso amar a aquel que te molesta.

 

Simon Estes, bajo-barítono, nieto de esclavos
Cumplo 78 años. Nací en Centerville, Iowa, viví muchos años en Zurich y ahora soy catedrático en la Universidad de Iowa. Casado, tengo tres hijas. Todos deberíamos aprender a vivir juntos con amor, paz y compasión. Hay que tener el valor de perdonar. Hoy vivo para servir a Dios y a los niños

foto de Ana Jiménez

Su abuelo era esclavo.

Lo vendieron por 500 dólares. Mis tres hermanas y yo nacimos en una casita de cuatro metros cuadrados, sin electricidad ni agua ni lavabo.

¿Padre analfabeto?

Sí, trabajaba en una mina de carbón. Y yo a los 11 años ya era limpiabotas.Tuve que fregar lavabos, suelos y ventanas para pagarme la universidad. A menudo no tenía suficiente dinero para comer, pero nunca le dije a nadie que tenía hambre.

Arreciaba la discriminación en EE.UU.

No se nos permitía ir a las piscinas en las que nadaban los blancos, ni sentarnos en la platea en el cine, y no había justicia para nosotros. Pero mi madre decía que debía rezar por las personas que me discriminaban.

A veces hay que rebelarse y no solo rezar.

A mi padre lo ingresamos por un fuerte dolor en el abdomen pero el médico diagnosticó problemas de corazón. Cuando pedí consultar con un cardiólogo se enfadó muchísimo: “¿Dónde ha aprendido usted esa palabra? Su padre es un viejo y va a morirse de todos modos”. Al día siguiente murió tras grandes sufrimientos y la autopsia reveló que lo mató una apendicitis.

¡Qué rabia!

“No odies a este médico por lo que le ha hecho a tu padre, reza por él –me dijo mi madre–. Nunca odies a quien te daña, porque si la amargura logra instalarse en tu corazón, enfermarás”. Me resultó muy difícil pero la obedecí.

Denunciar no es odiar.

Era el año 1961, ni se me pasó por la cabeza. Sobrevivir nos ocupaba la vida. Pero aunque fuéramos pobres siempre fuimos felices. En casa teníamos un viejo piano que mi madre tocaba.

¿Qué decidió estudiar?

Psicología, hasta que un profesor me oyó cantar en el coro y me dijo que tenía voz de cantante de ópera. Yo no había oído una ópera en mi vida y me prestó unos discos. “Señor Kellis, esta cosa me gusta”, le dije al día siguiente, y acabé en una escuela de música en Nueva York. En 1965 empezó mi carrera en la ópera de Berlín.

¿Aprendieron a valorarle en EE.UU.?

Vivía en Nueva York, había actuado en Berlín, París, Viena, Londres, Madrid… Recuerdo que de nuevo llamé a mi madre llorando: “Madre, no me dejan cantar en las óperas de mi propio país”. Y mi madre volvió a repetirme: “Pues arrodíllate y reza por esas personas. Nunca te conviertas en una persona amarga, sigue siendo humilde y acabarás triunfando”. Obedecí.

Y cantó en la Metropolitan Opera.

Sí, en todas las operas de EE.UU. Pero el único país que me pagó lo mismo que a mis compañeros fue España.

¿Y sus compañeros no señalaban esa discriminación?

No, he cantado con Pavarotti y Plácido Domingo compartiendo protagonismo y ellos cobraban muchísimo más que yo. Pero Placido siempre me invitó a cantar y me pagaba un poco más de lo habitual.

La suya es una historia increíble.

He cantado 102 papeles diferentes con 115 orquesta del mundo en 84 teatros líricos distintos de todos los continentes salvo en la Antártida.

Se negó a cantar en Sudáfrica.

A causa del apartheid. Entonces me ofrecieron una enorme suma de dinero y les dije que cantaría si la mitad del público eran negros y me concedían una entrevista televisada con el presidente Botha.

Es usted un hombre de principios, qué gusto.

Los principios son mucho más importantes que el dinero. Cuando Mandela subió al poder fui el primer negro que cantó allí en la ópera.

Ha cantado usted para reyes, seis presidentes norteamericanos y varios Nobel…

Cuando pienso en mi pasado no puedo créemelo, y todo gracias a que mi padre y mi madre me enseñaron a amar, a ser fuerte, a ser honrado y seguir siendo siempre humilde.

Parece que el racismo está reviviendo.

Hoy ya no te linchan ni te cuelgan, pero los negros, entre otras injusticias, seguimos cobrando menos que los blancos como ocurre con las mujeres. La manera de luchar contra eso es a través de la educación: cuando las personas se forman saben comunicarse y cómo luchar para defender sus derechos, por eso siempre he donado la mitad de mis ingresos para que jóvenes sin recursos puedan ir a la universidad.

¿Sufrió discriminación en la universidad?

En el instituto era el único negro de mi clase. Un día mis amigos blancos me propusieron ir al cine con ellos. Entramos y yo me fui directo arriba, junto a los lavabos, que es donde se sentaban los negros, pero mis amigos insistieron en que fuera con ellos. Entonces el director me chilló. “¿Dónde te crees que vas?”, y mis amigos, niños ricos de Centerville, le dijeron que o callaba o harían que lo despidieran.

¿Los jóvenes tienen menos prejuicios?

Sí. A partir de entonces mis amigos negros también se sentaron abajo.

¿Qué ha entendido del ser humano?

El amor es la mayor fuerza que tenemos, pero le sigue el odio muy de cerca. El ser humano nunca ha vivido en paz. Nos enfrascamos en guerras y sólo cuando ya hay miles de muertos los líderes se sientan a negociar.

Absurdo, sí.

Al final todo tiene que ver con el control y la posición de fuerza. Los líderes envían a la gente a morir mientras ellos se quedan en sus despachos. Solo el amor puede acabar con eso.

Entrevista de La Contra de La Vanguardia. Por IMA SANCHÍS

Saludable bondad

Cuando habla su voz te retumba en el estómago, es alto y esbelto como un pino y la ciencia debería estudiar su genética, porque les aseguro que la edad biológica de este grande de la lírica no va más allá de los 65 años. Se ve que ser buena persona le sienta de maravilla. Sigue en activo y donando la mitad de lo que gana para que jóvenes sin recursos estudien una carrera desde que en 1985 creó el Simon Estes International Foundation for Children, y este año se ha propuesto salvar la vida de millones de niños africanos que mueren como moscas debido a la malaria y se ha comprometido a ofrecer conciertos benéficos por todo el mundo. Ha participado como jurado en el 53 Concurso Internacional de Cant Tenor Viñas.

“El juego interior del Tennis” de Timothy Gallwey (BORRADOR) (26)

Este post es un inicio de borrador. Aparecen las ideas más destacadas del libro, una especie de resumen… y tiene relación con este otro post.

Hay dos YO:

-el “yo” número 1

-el “ yo” número 2

El “yo” número 1 es el nombre que le daremos a un ego mental consciente al que le gusta decirle continuamente al “yo” número 2 cómo tiene que ejecutar los golpes.

 

También los podemos llamar así:

“yo” número 1 = yo  > HABLA y DA ÓRDENES a mí mismo

“ yo” número 2 = el “mi mismo” > ACTÚA / EJECUTA LAS ÓRDENES

 

La clave para jugar un tenis espontáneo y de alto nivel radica en resolver la falta de armonía que suele existir entre estos dos “yo”.

La clave para mejorar en el tenis reside en mejorar la relación entre el “yo” que habla –número 1- y las capacidades naturales del “yo” que actúa –número 2-.

 

La mayor parte de los jugadores están siempre hablando consigo mismos.

Obviamente, el “yo” y el “mi mismo” son entidades distintas o no podría haber ninguna conversación. Por ello, dentro de cada jugador existen dos “yo”.

 

La habilidad de ser tu mejor amigo (23)

¿Tienes algún “mejor amigo”? Supongo que sí.

Cuando tiene un problema o algo le va mal, ¿tú tienes buenas palabras hacia él o directamente lo hundes en la miseria?

Cuando él tiene dudas acerca de su futuro, ¿tú intentas aportarle serenidad, confianza, cosas positivas… o le dices “esto está jodido, olvídate que lo tienes perdido”?

Supongo que lo tratas bien, le das ánimos, esperanza, lo escuchas, etc.

Ok.

Y cuando te pasa a tí que tienes un problema o algo te va mal, ¿eres tú mejor amigo? O eres un alguien que pasaba por ahí y le importa 3 pimientos y lo único que sabe decir es “y si pasa esto aún será peor… si ocurre tal cosa será un gran problema… etc”

No todo el mundo es su mejor amigo, más bien hay relativamente pocas personas que sean el mejor amigo/a de uno mismo.

Pero la buena noticia es que se puede entrenar. El ser tu mejor amigo no viene configurado en un GEN, ni en una estructura cerebral que sólo tienen algunas personas… es simplemente un hábito y una intención que forman una habilidad (skill en inglés, me gusta esa palabra). Y puedes entrenarla. Te animo.

Si bien he de decirte que, como todo, el ser tu mejor amigo o intentarlo al menos, va ligado a tu conjunto de creencias.

Si tienes una creencia del tipo “no me merezco estar bien” o alguna otra negativa incompatible con “ser tu mejor amigo” entonces no podrás/no te plantearás ser tu mejor amigo.

Pero otra buena noticia, estoy que me salgo, no paro de dar buenas noticias… es que las creencias se pueden (detectar y) cambiar.

 

El arquero y el resultado (22)

En inglés:

When an archer is shooting for nothing, he has all his skill.
If he shoots for a brass buckle, he is already nervous.
If he shoots for a prize of gold, he goes blind or sees two targets —
He is out of his mind!
His skill has not changed. But the prize divides him.
He cares. He thinks more of winning than of shooting–
And the need to win drains him of power.
-Chinese sage Chuang Tzu

 

Traducción adaptada en castellano:

Cuando un arquero tira porque sí, sin esperar nada, él tiene toda su habilidad.

Si tira para obtener ni que sea una hebilla de cobre, ya está nervioso.

Si tira para obtener una medalla de oro, él está ciego o ve dos objetivos.

Está distraído!

Su habilidad no ha cambiado. Pero el deseo de obtener la medalla lo hace peor.

A él le importa. Está pensando más en ganar que en tirar.

Y la necesidad de ganar le roba su habilidad, su poder.

Chinese sage Chuang Tzu

 

Si te preocupas por el resultado, no vas bien. Es bueno tenerlo en mente, pero disfrutando del proceso y estando bien tanto si lo obtienes como sino.

Paradójicamente, es la manera en que más probabilidades tienes de obtener el resultado deseado.

Lenguaje: “LUCHA por lo que quieres” (21)

Todos hemos visto películas en las que el protagonista le dice a otro, más o menos con estas palabras:

Lucha por lo que quieres

O quizás incluso te lo han dicho a tí o lo has oído decir… y la verdad es que suena bien… “Lucha por lo que quieres” en el sentido de “No te rindas“…

Es como una frase motivacional. Sólo que tiene un problema, o varios…

  • Luchar, en el mejor de los casos, cansa.
  • Luchar implica hacer daño a otro.
  • O peor aún (siendo egoístas y en el sentido más literal del término), que te hagan daño a tí.
  • Luchar va más hacia destruir que construir (hmmm, no me gusta).
  • Luchar es algo feo. No es bonito, podríamos decir. Y yo valoro la belleza.
  • Para luchar has de luchar contra algo o contra alguien, y la mayor de las veces, por no decir siempre, lucharás contra personas. Entonces, para conseguir lo que tú quieres ¿has de hacer daño a otras personas? ¿Destruirlas?
  • Luchar y felicidad me parece que están contrapuestos.
  • Etc, etc.

 

Más que “Lucha por lo que quieres” yo te diría:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA.

Es menos bonito, pierde rollo motivacional pero serás más feliz. Y paradójicamente, tu probabilidad de tener éxito será mucho mayor.

Es lo que Michael Neill llamaría Happy Success. Añadiéndole al persevera la instrucción de BE HAPPY NOW.

¿Sabes qué? Cambio mi frase:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA BEING HAPPY NOW.

3 en 1 (post 11)

¿Quién no ha tenido una puerta que chirriaba?

¿Cuánto tiempo ha pasado desde que empezaste a oír ese molesto ruido?

¿Pasó el suficiente tiempo para que te acostumbraras a ese molesto ruido y convivieras con él?

Seguramente que sí, pero con el paso del tiempo el ruido aumenta y aunque tu capacidad de habituarte también lo hace llega un momento que el sonido chirriante es tal que ya no puedes ignorarlo: “Tengo que hacer algo con esta puerta, compraré 3 en 1 y la engrasaré”.

Eso implica tomar la decisión, buscar el momento de ir a la tienda a comprarlo, ir a comprarlo, buscar el momento de engrasar la puerta, engrasarla y ADIÓS RUIDO.

¿Desde el primer día que oíste que la puerta chirriaba hasta que el ruido desapareció porque pusiste 3 en 1 cuánto tiempo pasó? Eso te dará una importante y valiosa información sobre tí y tu forma de actuar: proactiva o reactiva, que se adapta a lo malo o busca mantener lo bueno, etc.

He puesto el ejemplo de la puerta que chirría pero lo mismo ocurre en una persona que tiene TOC, fobias, ansiedad, adicciones, claustrofobia, agorafobia, etc. ¿Hasta dónde llega tu capacidad de habituarte/adaptarte a eso y convivir con ello? ¿Hasta cuando vas a esperar para decidir comprar el 3 en 1 y COMPRARLO?

Yo soy Pablo Mora, tú 3 en 1 particular. Estaré encantado de engrasar la bisagra de tu puerta.

Ya lo he hecho muchas veces. Por ejemplo, con estas personas que “tenían”:

  • miedo a subir en ascensor
  • ansiedad anticipatoria de un examen a 3 meses vista
  • ansiedad (baja laboral) por mala relación con sus hermanas (que trabajaban en el mismo negocio)
  • mala relación entre familiares
  • tdah
  • TOC
  • depresión
  • agorafobia
  • niño que tenía miedo a dormir solo
  • personas que no se atrevían a realizar sus sueños
  • etc.

La pregunta es: ¿Hasta cuándo vas a esperar?
Contacta conmigo ahora y pongámonos manos a la obra.

 

La superdotación mental: ¿un Don o un Problema? (6)

Hoy estaba cenando y en la tele he visto que daban el programa Retrats (en catalán) y hablaban con Javier Berché (experto en personas con altas capacidades) de la superdotación mental, de las personas con altas capacidades.

Vídeo del programa (en catalán).

Algunas ideas clave:

  • El superdotado no identificado en un 80% de los casos fracasará como persona y en los estudios. A menos que se detecte a la persona con altas capacidades a edad temprana (o no tan temprana, mejor tarde que nunca) es más probable que la superdotación sea vivida como un problema que como una bendición.
  • En España el sistema educativo no está preparado para atender a estas personas: no dan votos y cuesta dinero (formar a los profesores y crear escuelas especiales para ellos).
  • Existe la creencia de que un chico/chica con altas capacidades tiene el éxito asegurado en los estudios, es decir, que tendrá muy buenas notas. Pero NO ES ASÍ. Puede obtener 10 en unas asignaturas y 0 en otras…. dependerá de su motivación por la asignatura/tema.
  • Un chico con altas capacidades puede llegar al punto de tener depresión y acudir al psiquiatra sin que se le detecte su alta capacidad mental y entrando en un bucle de tomar más y más pastillas (en el programa aparece un chico de 23 años que explica eso y que llegó a tomar 20 pastillas al día… hasta que dijo “hasta aquí“. Y dejó de tomarlas).
  • En Catalunya pueden haber 35000 superdotados en edad académica.
  • Muchas veces a un chico con altas capacidades se le diagnostica erróneamente como trastorno mental y se le dedica.

 

Otros posibles títulos del post:

– ¿Los superdotados tienen el éxito asegurado?

– La potencia sin control no sirve de nada

Consejos de Richard Bandler para tener éxito en los negocios (5)

En un vídeo que me ha llegado de Nlp LifeBernardo Moya entrevista a Richard Bandler (co-creador de la PNL) y le pregunta: ¿Cuáles son las mejores estrategias para tener éxito en los negocios?

  • The thing I have learned from looking at successful businesspeople is they start out with the believe they can do something and they fuel it with determination.

Lo que he aprendido observando a personas con éxito en los negocios es que empiezan con la fuerte creencia de que pueden hacer algo (llevar a cabo su proyecto/propósito/idea) y la impulsan con determinación.

(Lo pongo en inglés y castellano para que el que entienda inglés capte la idea exacta que quería transmitir Richard Bandler. Las traducciones a veces se pueden distanciar un poco del sentido original).

  • Success in business isn’t done just from a good idea. It requires the ability to do a whole set of things. One is to determine who do you can trust to do what and get the right people in the right jobs.

El éxito en los negocios no viene sólo de tener una buena idea. Requiere la habilidad de hacer muchas cosas. Una es determinar en quién puedes confiar para que haga algo y colocar la gente adecuada en los puestos adecuados.

Las personas de éxito en los negocios:

  • Evitan poner en los diferentes puestos a amigos, conocidos… ponen a aquella persona que tiene el talento/habilidad de hacer bien esa función que requiere el puesto, a aquella persona que está cualificada para el puesto. (Si además es conocido o familiar ok, pero lo importante y básico es que esté cualificada para el puesto).
  • Toman buenas decisiones (saben diferenciar en su mente cuáles son buenas decisiones de cuáles son malas; y esto lo hacen gracias a las submodalidades -término de la PNL-)
  • Tienen la habilidad de mantenerse motivados.
  • Determination is the harder it gets the more you power on.

Determinación es que “cuánto más difícil se vuelve más energía vuelcas en tu propósito“.

  • Tienen la habilidad de adaptarse a la economía, política… Las situaciones cambian constantemente, por lo que en lugar de resistirse a ellas se adaptan a ellas:

Adáptate a la situación, mira hacia delante/al futuro, acepta lo que está pasando y haz las modificaciones en tu negocio para obtener lo que quieres/ir hacia donde quieres ir.

  • Los humanos son más felices cuando tienen un propósito.
  • If your purpose is to be successful become determined and you will.

Si tu propósito es ser exitoso conviértete en una persona determinada a ello y lo serás.

 

Nota adicional: aquí en este vídeo no lo dice pero en otra entrevista/conversación le oí decir algo así como “decidir algo y esforzarse hasta el extremo, desfondarse, pasarlo mal, reventarse por el camino, etc etc para conseguir algo tampoco es la manera adecuada… Busca otra manera de llegar al mismo sitio mientras lo pasas bien, que sea cómoda y saludable. Esa es mi sugerencia y supongo que Richard Bandler estaría de acuerdo.

En mi opinión no merece la pena pasarlo fatal para algún día quizás llegar a algún sitio y decir: “Vaya! he llegado! Pero a que precio”.

Disfruta el camino, con lo bueno que haya y lo menos bueno que te encuentres.

 

 

 

Liudmila Petrushévskaya y la CREATIVIDAD (3)

Liudmila Petrushévskaya es “la literata viva más célebre de Rusia, pero lo que me impone es su personalidad” dice el periodista que la entrevista para la Vanguardia.

 

 

En un momento de la entrevista, casi hacia el final, el periodista le pregunta acerca de su obra literaria:

¿Qué busca contar con sus textos?

– Cuento lo que me dictan

¿Quién le dicta?

– Quien haya por ahí, Dios, el universo… me siento frente al papel en blanco, espero, escribo una frase… y luego viene todo lo demás. Ya le digo, escribo al dictado.

Qué bien.

– Durante años a mi hijo le costaba dormir porque percibía que por la noche cuando me sentaba a escribir, empezaban en casa cosas interesantes… Y hoy dirige una revista que se titula ¡No durmáis!, ja, ja…

¿No le asombra que le pase esto?

– No. Es como en la escuela: el que dicta va dictando a todos los alumnos. Y yo escribo mi dictado, y usted escribe el suyo.

…. (continúa la entrevista con otros temas)

 

¿Por qué pongo este fragmento? Porque tiene que ver con lo que explica Elisabeth Gilbert en el vídeo de más abajo y que me pareció interesantísimo y, quizás, ¿útil? Creo que sí, estoy empezando a comprobarlo jeje…

 

Escrito por el periodista que la entrevistó:
Es la literata viva más célebre de Rusia, pero lo que me impone es su personalidad Avisa que no posará para la foto, que no mirará a cámara. Se sienta y Jordi Play, mi fotógrafo, intenta desplazar la mesa, pero ella vuelve a acercársela. “Media hora”, sentencia, seca, cansada. Empiezo, y antes le susurro a Play: “Tómalo como un reto, a ver qué te sale”. Ella empieza a hablar en ruso, sin mirarme… y me asombro al oír al intérprete: antes de preguntarle, está explicando lo que pensaba preguntarle. Todo. Un poco bruja o maga sí es.

Fuente: La Contra de la Vanguardia (28 May 2015)

 

Te invito a relacionarlo con lo explicado por Elisabeth Gilbert en su conferencia de Ted titulada “El genio de la Creatividad”: