Poco y suave (28)

Ayer estaba en el vestuario del gimnasio y oí una conversación entre dos personas en las que uno le decía al otro algo así como:

Con los estiramientos… Poco y suave.
A la que te pasas un día… Mierda
A la que no haces… Mierda.

Bien, ¿por qué pongo esto aquí? Porque esto vale para casi todo.

Poco y suave, con continuidad, se obtienen buenos resultados.

Y una buena forma de hacerlo, así, poco y suave, es con los mini hábitos.

Un bebé, al crecer, lo hace creciendo lenta y suavemente. Nadie crece 10 cms en un día. Pero todos crecen, un día un poco, otro día un poco más… y hay quién llega hasta los 2’15 metros de altura… e incluso más.

Lo mismo con un bebé al ganar peso.

Lo mismo un niño que aprende a hablar…

Lo mismo un niño que aprende a socializarse

El ritmo natural es lento y suave. No se pasa de los 2º C del invierno a los 38ºC del verano en un solo día. Entre medio hay muchos días de transición: POCO Y SUAVE

Escribir un comentario