Cómo cambiar tu vida con los Mini Hábitos

Traducción adaptada del Artículo “How to Change Your Life With Mini Habits” en Pick the Brain (inglés). Nota importante: la traducción es aproximada puesto no soy ningún experto en la lengua inglesa. 

“Los guerreros victoriosos primero ganan y luego van a la guerra, mientras que los guerreros perdedores primero van a la guerra y luego intentan ganar.”   (Sun Tzu)

Imagina que estás en la Fiesta de celebración del Año Nuevo. Todo el mundo se reúne en un círculo y, uno por uno, van contestando a la pregunta “¿Cuáles son tus objetivos para el siguiente año? Las respuestas, dichas con gran ilusión, suelen ser:

  • Voy a adelgazar 15 kilogramos!
  • Iré al gimnasio 5 días por semana!
  • Escribiré una novela!
  • Leeré 50 libros este año!

Pasa un año.  La gente está reunida en círculo otra vez.  A pesar de haber fallado en sus propósitos del año anterior, todos vuelven a formular propósitos similares otra vez.  No es sorprendente que a pesar de que no lo lograron vuelvan a intentarlo de nuevo (ya que investigadores de la universidad de Scranton han descubierto que el 92% de los propósitos de Año Nuevo no se logran, y que el 45% de los americanos todavía se los proponen!).

Pero no critiquemos los propósitos de año nuevo únicamente ya que son simplemente una versión distinta de otros objetivos parecidos que la gente se marca todo el tiempo. Yo no era muy de tener buenos própósitos de año nuevo pero sí establecía muy altos objetivos a lo largo del año… Durante 10 años de mi vida, tuve muchas ganas de cambiar, estuve muy motivado y, aún así, no pude. Pero todo cambió a finales de 2012.

La flexión de brazos que Cambió Vidas, Incluída la Mía

Esa es una afirmación muy pretenciosa, lo sé. Pero es la verdad porque hice una flexión de brazos el 28 de diciembre de 2012 y a partir de ahí miles de vidas han cambiado o están cambiado para mejor (incluída la mía).

“Hoy haré una sesión de ejercicios de 30 minutos y la volveré a hacer todos los días a partir de hoy”, pensé. Pero ni siquiera pude hacerlo la primera vez. Me sentí vago, desanimado, y un poco apenado por mí.

Sabía que tenía que ser creativo, así que pensé sobre un concepto que leí en un libro de creatividad llamado “Thinkertoys“. El concepto se llama “false faces” y consiste en considerar el opuesto de lo que tú estás pensando. Bueno, yo estaba pensando lo difícil que era hacer esta sesión de ejercicios. Parecía imposible de hacer!

¿Cuál es el opuesto?

El pensamiento vino a mí: “hacer una flexión de brazos”.

Já! Me reí de la idea.

“Si bien no tiene mucho sentido, voy a marcarme el objetivo de hacer 1 flexión de brazos.”

Era casi una broma al principio. Sin embargo, cuando puse las manos en el suelo, en posición de flexión de brazos, empecé a sentir curiosidad porque me dí cuenta de que era el mismo inicio que una sesión de ejercicios completa. Entonces hice mi primera flexión de brazos. Estaba débil y mis codos necesitan 3 en 1.  Ya que estaba puesto decidí hacer un par de flexiones más.

Me levanté y consideré que hacer unas pocas flexiones de brazos era mejor que nada. Entonces tuve la idea -establecí mi siguiente objetivo de 1 pull-up-.  La hice, y luego unas pocas más. Y continué con este extraño nuevo juego hasta que me dí cuenta de que llevaba 20 minutos de entrenamiento. “¡Esto ha estado bien!” pensé… y entonces decidí sacar la esterilla de ejercicios del armario…  Diez minutos después mis abdominales estaban ejercitados y mi sesión de ejercicios de 30 minutos finalizada.

Estaba anonadado, impresionado… Este fue mi primer mini hábito.  Aunque lo viví como una interesante y especial experiencia, no tenía ni idea de que iba a transformar mi vida absolutamente.

Han pasado 2 años desde entonces y hoy soy una persona diferente:

  • Estoy en la mejor forma física de mi vida.  Puedo hacer como mínimo 16 pull-ups (un tipo de flexión en el que levantas todo tu peso colgado de una barra horizontal) seguidas, como referencia. Eso empezó con esta historia, el día en que empecé hacer al menos una flexión de brazos cada día.
  • Escribo cuatro veces más de lo que solía escribir antes. Esto empezó con el mini hábito de escribir al menos 50 palabras al día. Usando mi mini hábito de escritura fue como escribí Mini Habits (mi libro best-seller),  que describe este concepto en detalle (una buena demostración que prueba el concepto, ¿verdad?).
  • Leo diez veces más libros de los que solía leer. Esto empezó con la decisión de leer dos páginas de un libro cada día.

Cómo Iniciar Tus Propios Mini Hábitos Hoy

Si estás cansado de luchar contigo mismo para cambiar es porque tú estás luchando en una batalla que no eres lo suficientemente fuerte para ganar. No es algo por lo que avergonzarse ya que los seres humanos están construidos neurológicamente para resistir el cambio. Pero los mini hábitos se cuelan/infiltran por debajo de esa resistencia (son demasiado pequeños para que haya una resistencia).

Con el tiempo los mini hábitos destruyen la resistencia (a hacer algo) de la misma forma en que las termitas destruyen los árboles. Individualmente las termitas son poca cosa pero juntas, con el tiempo, tienen un gran impacto. Los mini hábitos funcionan muy bien / tienen muy buenos resultados porque generan momentum y reprograman tu subconsciente (esa es la razón por la cuál no volví a sentir una resistencia a hacer ejercicio).

La razón por la que los mini hábitos son tan útiles es porque son simples y fáciles de implementar. De otra forma, como otras estrategias, cuando tuviéramos un mal día, nos sintiéramos agobiados/sobrepasados por la situación, o con falta de fuerza de voluntad, dejaríamos de lado nuestro objetivo y perderíamos nuestro progreso/avance.

Si quieres ponerte en forma, ponte el objetivo de una flexión de brazos cada día. Tú puedes hacer más de una, pero nunca menos. Los mini hábitos no tienen techo, así que haz todas las que quieras cuando tu motivación esté alta.

¿Pero qué ocurre cuando tú no estás nada motivado? Ningún problema. Los mini hábitos te permiten tener éxito incluso en tu peor día. Voy a repetir esto porque es importante. Los mini hábitos te permiten tener éxito incluso en tu peor día. Tener un listón bajo para pasar a la acción es un “seguro de vida” que te permite tener una consistencia importante en tus acciones.

¿Si puedes tener éxito en tu peor día, ¿hay algo que te pueda detener? No puedo responder a eso, porque nada me ha detenido todavía. Escribo esto cuando llevo más de 300 días seguidos con mi mini hábito de escritura (paré de contarlos). Y mi mini hábito de una flexión de brazos al día  superaría una racha de 500 días seguidos si no fuese porque lo convertí en un hábito de tamaño completo de ir al gimnasio hace un año (y sigo yendo al gimnasio).

Gana Primero y Luego Ve A La Guerra

Para cambiar tu vida (a mejor), la clave no es apuntar alto, sino lo contrario.  Cuando tú apuntas alto, todo lo que estás haciendo es disminuir tu oportunidad de ganar. Mi vida cambió cuando empecé a establecer objetivos que sabía que podía conseguir cada día; construí desde ese punto de fuerza, desde esa solidez.

¿Recuerdas la cita del principio del artículo? El legendario General Chino Sun Tzu dijo que “los guerreros victoriosos primero ganan, entonces van a la guerra” y eso es exactamente lo que los mini hábitos hacen por nosotros. Tú consigues una victoria fácil y entonces vas a la batalla desde una posición/estado de empoderamiento. El impacto psicológico y momentum desde empezar una tarea no ha de ser subestimado. Tienes que probarlo para experimentar el poder del cuál te estoy hablando!

Así que todo se reduce a una simple cuestión: ¿prefieres tener objetivos impresionantemente y resultados vergonzosos o objetivos vergonzosos y resultados impresionantes?

Si quieres aprender más de los mini hábitos, el libro Mini Habits está valorado con 4.7 estrellas y altamente recomendado. Cubre la ciencia del cambio, explica en profundidad por qué las técnicas/estrategias típicas fallan y muestra si el uso de la fuerza de voluntad o la motivación es la base más fiable para cambiar.  Te dará respuesta a tus preguntas como “¿Cómo una flexión de brazos por día me puede ayudar tanto?” El libro también enseña una guía paso a paso que te señala cuantos mini hábitos implementar a la vez (sí, puedes tener más de uno), cómo hacer un seguimiento de ellos,  y todas los escollos que querrás evitar para garantizar tu éxito.

Soy Stephen Guise. Para escucharme cada martes por la mañana hablando de formación de hábitos, focalización y desarrollo personal, inscríbete en Deep Existence (es gratis).

Fuente: Pick The Brain

¿Quieres saber cómo ser constante? Con los mini hábitos: la mejor forma de tener constancia en cualquier cosa.

Coach desde 2005. Procesos de cambio para la mejora personal y profesional. Sesiones presenciales y on line. Servicios de coaching personal, educativo, ejecutivo y empresarial. Cursos de coaching y PNL

Imagen pie de página Coaching Barcelona