«La vida es un experimento» Ralph Waldo Emerson (25)

All life is an experiment. The more experiments you make, the better.
RALPH WALDO EMERSON

 

Ralph Waldo Emerson

La frase de arriba de Ralph Waldo Emerson, traducida queda como:

«Toda la vida es un experimento. Cuanto más experimentos hagas, mejor.»

Puedes enfocar tu vida como un experimento, como un juego, como un desafío, como una obligación, etc.

Uno puede enfocarla en plan seguro y tradicional: conseguir una novia, tener trabajo estable (de lo que sea mientras gane suficiente dinero), casarme, tener hijos, ser abuelo… y considerar que ha cumplido como ser humano.

Es un punto de vista, muy común, legítimo…

O puedes enfocarla, entre otras muchas opciones, como «tengo la oportunidad de hacer algo bonito, algo grande, algo interesante» además (o no) de lo mencionado arriba (conseguir una novia,  casarme, tener hijos, ser abuelo, etc).

Puedes buscar la seguridad o certeza o arriesgarte, jugártela, y optar por hacer algo más allá de lo típico.

Es tu vida, tú decides.

Si optas por la segunda opción probablemente tu vida sea más interesante y enriquecedora, tanto para tí como para los demás, aunque probablemente requiera correr más riesgos que en la primera opción.

¿En cuál de las 2 opciones te encuentras tú? ¿O por qué otra opción has optado en tu vida?

Compartir (24)

En un restaurant al que suelo ir en la pared, en letras MEGAGRANDES aparece la palabra COMPARTIR. Me llamó la atención que pusiera esa palabra en la pared, tal cual, en letras enormes… y me hizo pensar…

Da la casualidad que en ese restaurant es donde he visto a los camareros, cocineros, etc. de más buen humor… con un mejor trato entre ellos (parecen como amigos) y con los clientes.

Me parece que NO es casualidad que esté esa palabra ahí y que el personal que trabaja allí se comporte de la manera descrita. Es más… en su ropa de trabajo todos los empleados en su espalda llevan puesto su nombre de pila (como si de una camiseta de fútbol se tratase, solo que en este caso es la ropa de trabajo de cada uno según su puesto).

En el restaurant:

  • valoran el COMPARTIR
  • los empleados son considerados personas dignas de destacar y se les reconoce (no es un camarero, es Juan).

No sé exactamente que es lo que comparten en el restaurant (no he preguntado) pero repasando mi vida cuando yo he compartido cosas buenas que tenía muchas veces han ocurrido cosas buenas/bonitas. Y me parece que no soy el único.

A continuación te pongo un texto del libro «LA ACTITUD MENTAL POSITIVA: Un camino hacia el éxito» de NAPOLEÓN HILL y W. CLEMENT STONE.

 

Helen Keller contaba sus ventajas y se mostraba profundamente agradecida por ellas. Después compartió la maravilla de estas ventajas con otras personas e hizo que éstas se sintieran felices. Dado que compartía lo que es bueno y deseable, atrajo hacia sí muchas más cosas buenas y deseables. Porque cuanto más se comparte, tanto más se tiene. Y, si usted comparte la felicidad con los demás, la felicidad crecerá, en su interior.
En cambio, si comparte la aflicción y la desgracia, atraerá hacia sí la aflicción y la desgracia. Todos conocemos a ciertas personas que tienen eternamente problemas o bien oportunidades disfrazadas. Lo suyo son los problemas. Cualquier cosa que les ocurra no está bien. Y ello se debe a que siempre están compartiendo sus problemas con los demás.
Hay muchas personas solitarias en este mundo que buscan el amor y la amistad, pero nunca los encuentran. Algunas repelen lo que buscan con una AMN. Otras se acurrucan en sus rincones y nunca se atreven a salir. No comprenden que, cuando uno sustrae a los demás lo que es bueno y deseable, su porcentaje de cosas buena s y deseables disminuye.
Otras personas, en cambio, tienen el valor de hacer algo respecto a su soledad y hallan la respuesta, compartiendo lo bueno y lo hermoso con los demás.
Sé egoísta y comparte.

 

Características del buen coach (19)

Un buen coach tiene las siguientes características:

1. Es intuitivo y sabe cómo crear el espacio propicio para la auténtica comunicación. Dice la verdad con honestidad y respeto.

2. Piensa, siente y actúa como socio y colega de su cliente. A la hora de plantearle un objetivo es como si lo hiciese suyo. Su vitalidad y entusiasmo parecen contagiosos, y en efecto lo son.

3. Demuestra sentido común y ecuanimidad. Es humilde; sabe que todos tenemos dentro las respuestas y no permite que sus emociones o sus juicios interfieran en el proceso de coaching.

4. Posee una marcada identidad individual. Se valora a sí mismo y es genuino. Es de las personas que inspiran confianza.

5. Tiene capacidad de desarrollo personal y ejerce interés sobre ella. Su formación y su evolución son sus objetivos principales. Siempre está interesado en seguir aprendiendo.

6. Vive con integridad y coherencia. Sabe cómo satisfacer sus propias necesidades siendo fiel a sus principios.

7. Cuenta con un buen sistema de apoyo en su propia vida. Transmite equilibrio, libertad y fortaleza.

8. Es creativo y está abierto a nuevas ideas, a nuevos caminos. Tratar con él nos inspira y pone en marcha nuestra propia creatividad.

9. Es natural y optimista. Nos agrada como nos habla y, sobretodo, cómo nos escucha. En su presencia nos sentimos bien con nosotros mismos.

10.Es el mejor inspirador para que hallemos nuestras propias soluciones y para alcanzar las metas que nos marquemos en la vida.

Fuente: Coaching Madrid

Imagen: http://pixabay.com/es/users/geralt-9301/

 

Lo mejor de estas elecciones catalanas… (Orgullo cívico) (18)

El pasado 27 de septiembre hubo en Catalunya unas elecciones parlamentarias con carácter de referéndum… En mi opinión, lo más destacable de este «proceso» es el comportamiento de la sociedad (tanto en Catalunya como en el resto de España). A continuación pongo unas palabras de Lluís Amiguet (periodista de La Vanguardia) que suscribo totalmente.

 

(30/9/2015)

Déjenme sentirme orgulloso, junto a Arango, de mi sociedad, la catalana, que vive con madurez cívica un proceso trascendental; junto a otra, la española, que la ha sabido respetar. No ha habido en toda España ni una sola manifestación contra la secesión catalana ni ha habido en toda Catalunya un solo brote de violencia mientras independentistas y no independentistas defendían su causa. Ojalá los políticos –empezando por los que gobiernan– respondieran al anhelo de soluciones políticas para nuestros problemas políticos que manifestamos en las encuestas y las urnas. Una y otra vez las mayorías piden diálogo, política y acuerdos a los gobernantes. Háganles caso o tendrán que aceptar otra derrota electoral.

 

La habilidad de ser tu mejor amigo (23)

¿Tienes algún «mejor amigo»? Supongo que sí.

Cuando tiene un problema o algo le va mal, ¿tú tienes buenas palabras hacia él o directamente lo hundes en la miseria?

Cuando él tiene dudas acerca de su futuro, ¿tú intentas aportarle serenidad, confianza, cosas positivas… o le dices «esto está jodido, olvídate que lo tienes perdido»?

Supongo que lo tratas bien, le das ánimos, esperanza, lo escuchas, etc.

Ok.

Y cuando te pasa a tí que tienes un problema o algo te va mal, ¿eres tú mejor amigo? O eres un alguien que pasaba por ahí y le importa 3 pimientos y lo único que sabe decir es «y si pasa esto aún será peor… si ocurre tal cosa será un gran problema… etc»

No todo el mundo es su mejor amigo, más bien hay relativamente pocas personas que sean el mejor amigo/a de uno mismo.

Pero la buena noticia es que se puede entrenar. El ser tu mejor amigo no viene configurado en un GEN, ni en una estructura cerebral que sólo tienen algunas personas… es simplemente un hábito y una intención que forman una habilidad (skill en inglés, me gusta esa palabra). Y puedes entrenarla. Te animo.

Si bien he de decirte que, como todo, el ser tu mejor amigo o intentarlo al menos, va ligado a tu conjunto de creencias.

Si tienes una creencia del tipo «no me merezco estar bien» o alguna otra negativa incompatible con «ser tu mejor amigo» entonces no podrás/no te plantearás ser tu mejor amigo.

Pero otra buena noticia, estoy que me salgo, no paro de dar buenas noticias… es que las creencias se pueden (detectar y) cambiar.

 

El arquero y el resultado (22)

En inglés:

When an archer is shooting for nothing, he has all his skill.
If he shoots for a brass buckle, he is already nervous.
If he shoots for a prize of gold, he goes blind or sees two targets —
He is out of his mind!
His skill has not changed. But the prize divides him.
He cares. He thinks more of winning than of shooting–
And the need to win drains him of power.
-Chinese sage Chuang Tzu

 

Traducción adaptada en castellano:

Cuando un arquero tira porque sí, sin esperar nada, él tiene toda su habilidad.

Si tira para obtener ni que sea una hebilla de cobre, ya está nervioso.

Si tira para obtener una medalla de oro, él está ciego o ve dos objetivos.

Está distraído!

Su habilidad no ha cambiado. Pero el deseo de obtener la medalla lo hace peor.

A él le importa. Está pensando más en ganar que en tirar.

Y la necesidad de ganar le roba su habilidad, su poder.

Chinese sage Chuang Tzu

 

Si te preocupas por el resultado, no vas bien. Es bueno tenerlo en mente, pero disfrutando del proceso y estando bien tanto si lo obtienes como sino.

Paradójicamente, es la manera en que más probabilidades tienes de obtener el resultado deseado.

Lenguaje: «LUCHA por lo que quieres» (21)

Todos hemos visto películas en las que el protagonista le dice a otro, más o menos con estas palabras:

Lucha por lo que quieres

O quizás incluso te lo han dicho a tí o lo has oído decir… y la verdad es que suena bien… «Lucha por lo que quieres» en el sentido de «No te rindas«…

Es como una frase motivacional. Sólo que tiene un problema, o varios…

  • Luchar, en el mejor de los casos, cansa.
  • Luchar implica hacer daño a otro.
  • O peor aún (siendo egoístas y en el sentido más literal del término), que te hagan daño a tí.
  • Luchar va más hacia destruir que construir (hmmm, no me gusta).
  • Luchar es algo feo. No es bonito, podríamos decir. Y yo valoro la belleza.
  • Para luchar has de luchar contra algo o contra alguien, y la mayor de las veces, por no decir siempre, lucharás contra personas. Entonces, para conseguir lo que tú quieres ¿has de hacer daño a otras personas? ¿Destruirlas?
  • Luchar y felicidad me parece que están contrapuestos.
  • Etc, etc.

 

Más que «Lucha por lo que quieres» yo te diría:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA.

Es menos bonito, pierde rollo motivacional pero serás más feliz. Y paradójicamente, tu probabilidad de tener éxito será mucho mayor.

Es lo que Michael Neill llamaría Happy Success. Añadiéndole al persevera la instrucción de BE HAPPY NOW.

¿Sabes qué? Cambio mi frase:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA BEING HAPPY NOW.

Lenguaje: «Que tenga ARMAS para enfrentarse» (20)

Este post está relacionado con el lenguaje y con este post sobre la palabra «imponer«.

Un día en la consulta a una persona que estaba de baja por problemas de ansiedad (mala relación con sus hermanas en el negocio familiar) le estaba explicando acerca de la asertividad y cómo ponerla en práctica. Ella estaba encantada y obtuvo muy buenos resultados gracias a la asertividad y otros temas que tratamos.
A lo que viene otro día también su marido a la consulta (supongo que para ver dónde iba su mujer) y me felicita por explicarle cómo ser asertiva a su mujer: «Está muy bien que le des a mi mujer armas para enfrentarse a sus hermanas».

¿Armas? ¿Perdón? ¿Cómo? ¿Me he perdido algo?

Estoy exagerando pero me llamó la atención cómo el lenguaje da mucha información sobre la persona y su mapa del mundo y cómo funcionar en él. Yo habría utilizado la palabra recurso, otro coachee a quién se lo enseñé lo calificó como herramienta (es una muy buena herramienta para la vida, dijo) pero a bastantes personas les he oído decir la palabra ‘arma’ cuando se refieren a un recurso, herramienta o como lo quieras llamar.

El marido tenía mala relación con las hermanas de su mujer, no les daba ni un beso para saludar. ¿Te sorprende?

Dicho de otra forma: el que lleva armas es porque:

  • se prepara para luchar
  • quiere matar o dañar a alguien
  • quiere imponer su punto de vista o decisión, por la fuerza si es necesario
  • puede hacerte daño

Con alguien que lleva (o cree que lleva) un arma, ¿crees que estarás predispuesto/a a tener una buena relación con él?

NO. Percibirás su actitud de lucha/imposición y te cerrarás en banda, defenderás, etc.

Por eso, y utilizando el paralelismo del marido, más que querer imponer tu punto de vista es mejor informar acerca de lo que ocurrió (y no te gustó), de lo que sentiste al respecto y de lo que te gustaría que ocurriera en un futuro si volviera a suceder.

Deja las armas a un lado y utiliza tus herramientas para construir algo bueno. Seguro que obtienes algo mejor.

Aquí tienes otro post relacionado con el lenguaje belicista. Por si te interesa.

Lenguaje: «Imponer un Récord» (16)

Yo hago ejercicio periódicamente y parte de estos ejercicios consisten en flexiones de brazos, sentadillas, abdominales y dominadas… como me gusta hacer un seguimiento y que quede registrado utilizo una app para ello. Estaba yo haciendo mis abdominales cuando al acabar la sesión me dice (la app): «Felicidades, has impuesto un nuevo récord».

No voy a entrar en cuántas abdominales he hecho (podrían ser 500, o no, ejem ejem) pero el hecho es que he impuesto un nuevo récord.

No me ha dicho:

  • has hecho x abdominales
  • has conseguido hacer más abdominales que ayer
  • has hecho muchas abdominales

No. Lo que me ha dicho es que he IMPUESTO un nuevo récord. La verdad es que me gusta cómo suena, me motiva a seguir adelante pero…

la palabra imponer tiene una connotación negativa (al menos para mí). Si impongo algo es como que pongo algo por encima de otra cosa, o dicho de otra forma, si me impongo es que me pongo a mí o lo que yo he hecho por encima de otra persona o lo que ha hecho otra persona. Y esto tiene que ver con el PODER.

La gente valora mucho el PODER, incluso me llega a sorprender. Yo valoro el poder entendiéndolo como la capacidad de poder hacer algo, de desarrollar algo, de mejorar algo, etc. Pero no valoro la capacidad de poder entendiéndola como imponer mi persona, mi criterio, o lo que sea.

Origen

Préstamo (s. xiii) del latín imponere ‘poner encima’, ‘imponer’. De la familia etimológica de poner (V.).
Acepciones relacionadas

-Exigir a alguien cumplir, soportar, pagar o aceptar una cosa.
«el actor impuso una serie de condiciones antes de firmar el contrato; el juez le impuso la pena máxima»

(imponerse)
-Hacer valer la autoridad o el poder sobre los demás.
«se impuso ante sus subordinados; (fig) no le gustan los colores chillones que se imponen al resto de la imagen»
(imponerse)
-Superar [una persona] a las demás en una competición o prueba.
«el equipo cubano se impuso en la final»

 

Otro ejemplo de cómo se utiliza el lenguaje es cuando el periodista se refiere al resultado de un partido de fútbol como: El F.C.Barcelona ha derrotado al Atlético de Madrid

No dice:

  • El FC Barcelona ha ganado 2 a 0 al Atlético de Madrid
  • El FC Barcelona ha ganado al Atlético de Madrid

Dice que LO HA DERROTADO. Siguiendo con lo de imponer sería algo parecido ha le ha pasado por encima, ha impuesto su ejemonía, vamos que le ha GANADO y además le ha DERROTADO. El Atlético de Madrid ha perdido en su Batalla con el FC Barcelona.

Esta forma de hablar contiene un dramatismo que puede enfatizar, adornar, estilizar, motivar (ejemplo de imponer un nuevo récord) pero lo que está haciendo es reforzar implícitamente la idea de PODER y de SOMETER que está en lo más hondo y primitivo del ser humano, cuando para comer o sobrevivir había que matar a otro ser humano, imponerse a él, derrotarlo, someterlo…

Estamos en el siglo XXI, ¿no va siendo hora ya de que dejemos de IMPONERNOS y de DERROTAR al prójimo?

Ni que sea en el lenguaje. Sería un buen sitio por el que empezar. Os invito a ello.

Si existiera un lenguaje de la paz, o de personas pacíficas, os aseguro que no se hablaría de imponer o derrotar.

 

FELICIDAD (15)

[…] «QUIERO SER FELIZ..» Es el estribillo de una popular canción empieza con unas palabras que contienen una gran dosis de verdad: «Quiero ser feliz, pero no seré feliz hasta que te haga feliz a ti también».

Uno de los medios más seguros de alcanzar la felicidad consiste en dedicar las propias energías a hacer feliz a otra persona. La felicidad es algo escurridizo y transitorio. Y si usted la busca, observará que es huidiza. En cambio, si trata de hacer feliz a otra persona, la felicidad vendrá a usted.

La escritora Claire Jones, esposa de un profesa del Departamento de Religión de la Universidad de Oklahoma. nos habla de la felicidad que ambos experimentaron durante los primeros tiempos de su matrimonio. Durante los dos primeros años de nuestro matrimonio, vivíamos en una pequeña ciudad -recuerda-, y nuestros vecinos eran un matrimonio muy anciano, con la esposa casi ciega y sentada en una silla de ruedas. El anciano. que tampoco disfrutaba de muy buena salud, llevaba la casa y la cuidaba.

Mi marido y yo estábamos adornando nuestro árbol de Navidad unos días antes de Navidad, cuando decidimos, impulsivamente adornar un árbol para el matrimonio de ancianos. Compramos un árbol pequeño, lo adornamos con espumillón y luces, le colgamos unos regalitos y la víspera de Navidad se lo llevamos.

La anciana lloró al vislumbrar borrosamente las centelleantes luces. Su marido no hacia más que repetir: «Hacía muchos años que no teníamos un árbol». Se pasaron todo el año siguiente hablándonos del árbol cada vez que los visitábamos.

A la siguiente Navidad, ambos ya se habían mudado de casa. Hablamos tenido con ellos un pequeño detalle. Pero nos sentíamos felices de haberlo hecho.

La felicidad que experimentaron como consecuencia de su amabilidad fue un sentimiento muy profundo y afectuoso, cuyo recuerdo les acompañará para siempre. Fue aquella clase especial de felicidad que experimentan todos aquellos que hacen el bien.

Sin embargo. la clase de felicidad más común y constante se parece más a un estado de satisfacción: un estado en el que no se es feliz ni desgraciado.

Es usted una persona feliz durante el periodo en el que siente especialmente aquel positivo estado mental en el que se siente usted feliz junto con un estado «neutral» de la mente en el que no se siente desgraciado.

Y usted puede ser feliz, sentirse satisfecho o ser desgraciado. Porque la elección depende de usted El factor determinante estriba en el hecho de que usted se halle bajo la influencia de una Actitud Mental Positiva o bien negativa. Y este factor puede usted controlarlo.

[…]

Fuente: W. Clement Stone en su libro «La actitud mental positiva: un camino hacia el éxito» en la página 98