La habilidad para variar el propio comportamiento para elicitar o asegurar la respuesta de otra persona.