Tag Archives: Estrategias

Estrategias para lograr objetivos. Coaching personal, ejecutivo y de equipos

La habilidad de ser tu mejor amigo (23)

¿Tienes algún “mejor amigo”? Supongo que sí.

Cuando tiene un problema o algo le va mal, ¿tú tienes buenas palabras hacia él o directamente lo hundes en la miseria?

Cuando él tiene dudas acerca de su futuro, ¿tú intentas aportarle serenidad, confianza, cosas positivas… o le dices “esto está jodido, olvídate que lo tienes perdido”?

Supongo que lo tratas bien, le das ánimos, esperanza, lo escuchas, etc.

Ok.

Y cuando te pasa a tí que tienes un problema o algo te va mal, ¿eres tú mejor amigo? O eres un alguien que pasaba por ahí y le importa 3 pimientos y lo único que sabe decir es “y si pasa esto aún será peor… si ocurre tal cosa será un gran problema… etc”

No todo el mundo es su mejor amigo, más bien hay relativamente pocas personas que sean el mejor amigo/a de uno mismo.

Pero la buena noticia es que se puede entrenar. El ser tu mejor amigo no viene configurado en un GEN, ni en una estructura cerebral que sólo tienen algunas personas… es simplemente un hábito y una intención que forman una habilidad (skill en inglés, me gusta esa palabra). Y puedes entrenarla. Te animo.

Si bien he de decirte que, como todo, el ser tu mejor amigo o intentarlo al menos, va ligado a tu conjunto de creencias.

Si tienes una creencia del tipo “no me merezco estar bien” o alguna otra negativa incompatible con “ser tu mejor amigo” entonces no podrás/no te plantearás ser tu mejor amigo.

Pero otra buena noticia, estoy que me salgo, no paro de dar buenas noticias… es que las creencias se pueden (detectar y) cambiar.

 

Lenguaje: “LUCHA por lo que quieres” (21)

Todos hemos visto películas en las que el protagonista le dice a otro, más o menos con estas palabras:

Lucha por lo que quieres

O quizás incluso te lo han dicho a tí o lo has oído decir… y la verdad es que suena bien… “Lucha por lo que quieres” en el sentido de “No te rindas“…

Es como una frase motivacional. Sólo que tiene un problema, o varios…

  • Luchar, en el mejor de los casos, cansa.
  • Luchar implica hacer daño a otro.
  • O peor aún (siendo egoístas y en el sentido más literal del término), que te hagan daño a tí.
  • Luchar va más hacia destruir que construir (hmmm, no me gusta).
  • Luchar es algo feo. No es bonito, podríamos decir. Y yo valoro la belleza.
  • Para luchar has de luchar contra algo o contra alguien, y la mayor de las veces, por no decir siempre, lucharás contra personas. Entonces, para conseguir lo que tú quieres ¿has de hacer daño a otras personas? ¿Destruirlas?
  • Luchar y felicidad me parece que están contrapuestos.
  • Etc, etc.

 

Más que “Lucha por lo que quieres” yo te diría:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA.

Es menos bonito, pierde rollo motivacional pero serás más feliz. Y paradójicamente, tu probabilidad de tener éxito será mucho mayor.

Es lo que Michael Neill llamaría Happy Success. Añadiéndole al persevera la instrucción de BE HAPPY NOW.

¿Sabes qué? Cambio mi frase:

Ten claro lo que quieres, traza un plan y PERSEVERA BEING HAPPY NOW.

Inteligencia grupal (1)

Como bien sabes, el grupo es más que la suma de los individuos. Puede tener incluso, una identidad propia.

Se podrían decir muchas cosas acerca de ellos pero aquí simplemente voy a mencionar una: la inteligencia, o mejor dicho, la importancia de tener en cuenta la opinión de todos sus miembros… porque la decisión que se tome, en general, será mejor que la que pueda tomar uno de sus individuos de forma aislada.

En el siguiente vídeo de Enric Lladó se explica un experimento que pone de manifiesto dicha inteligencia o capacidad de apreciación que tiene el grupo, por encima (en general) de la de los individuos que lo forman.

Como dice él en un comentario de Youtube, es un experimento clásico que nace tras la experiencia de Sir Francis Galton en el año 1906 cuando en una feria de ganado donde se regalaba una vaca a quién lograra adivinar su peso, se dio cuenta que la media de las apuestas de la gente era tremendamente certera: 1,197 libras vs. las 1.198 libras que realmente pesaba la vaca. Desde entonces se ha repetido el experimento de muchas maneras (con caramelos, y mil otras versiones).

Espero que te guste y te inspire.

 

Cualidades del emprendedor

¿Qué cualidades o formas de pensar caracterizan la mentalidad emprendedora?

1. Creatividad

El emprendedor es capaz de ver las cosas de manera diferente. Ya sea con nuevos productos o nuevos procesos, los emprendedores poseen la habilidad de ver los agujeros en el mercado y crear innovaciones para llenarlos.

Se trata de la creatividad unida a la curiosidad: “qué pasaría si”.

2. Predecir vs día a día

Los emprendedores tienen una idea de como quieren que sea su negocio y día a día trabajan por hacer que así sea.

Para muchos estudiosos del management eso es una de las causas de los fracasos pero para mi es una virtud. El actuar bajo un plan de empresa definido previamente a la apertura del negocio encorseta las habilidades emprendedoras.

¿De qué vale un plan de negocio para el lanzamiento de un nuevo producto o entrar en una nueva actividad si no podemos retroalimentarnos diariamente de lo que aprendemos día a día? El emprendedor posee la capacidad de aprender día a día y llevarlo a la práctica, algo impensable en los ‘cuadriculados’ planes de empresa de las grandes compañías.

3. Comodidad con la incertidumbre

Los emprendedores juegan con la incertidumbre de lo que podrá pasar mañana. Hay gente que no puede trabajar bajo esa presión, sin embargo los emprendedores suelen estar relativamente cómodos en su actividad siendo conscientes de que al día siguiente cualquier cosa podría pasar.

No es que se encuentren cómodos con la incertidumbre, pero si que saben manejar mejor la situación que otras personas.

4. La experimentación diaria

A la comodidad de las tareas rutinarias, los emprendedores van más por la experimentación diaria.

Cada día se presenta como una nueva oportunidad de experimentar en su negocio y conseguir mejores resultados que el día anterior.

La capacidad de experimentar con productos, procesos y resultados, no importa donde los resultados pueden conducir, es el elemento clave de esta cualidad. Eliminar expectativas sobre resultados y dejar que estos lleven a direcciones completamente nuevas es una característica de la mentalidad empresarial o emprendedora.

5. Humildad en su actitud y proyecto

Los grandes egos pueden destruir las mejores ideas. Los empresarios que están comprometidos con la solución de un problema de su negocio o la reinvención de un producto o servicio, poseen una humildad en ello. Los emprendedores pueden generar y promover sus propias ideas, pero además son proclives a buscar la colaboración de cualquiera que contribuya al éxito del proyecto. Tienen más desarrollada la habilidad colaborativa que muchas otras personas.

Fuente: José Luis del Campo Villares